Museo Casa de las Rocas

Uno de nuestros museos valencianos más singulares, y seguramente de los menos conocidos, es el Museo Casa de las Rocas en el Barrio del Carmen.El edificio recibe su combre por conservarse en él las “rocas” o carrozas que participan en la procesión del Corpus Christi de Valencia. Igualmente alberga otros elementos procesionales referentes a esta festividad, como los “Gigantes y Cabezudos” o la “Tarasca”.El acceso al Museo se realiza por la calle Roteros.

La construcción de la Casa de las Rocas data del siglo XV, situándose en un período comprendido entre el 8 de junio de 1435 y el 8 de abril de 1447. El primer acuerdo que se conoce al respecto corresponde al 8 de julio de 1435, fecha en la que la ciudad delibera y aprueba la construcción de una casa, junto al Portal dels Serrans, entre muro y muro, es decir, entre el más antiguo y el moderno de 1356, mandado construir por Pere el Cerimonios, con el fin de que sirviese de albergue a los carros y demás útiles que acompañaban a la procesión del Corpus.

Posiblemente la casa proyectada comenzó a construirse de inmediato, pero seguramente ni satisfizo a los Jurados ni, por lo visto, era todo lo amplia que se requería ya para guardar en élla lo previsto, por cuanto en 5 de mayo de 1441 se acordó ensancharla. Cinco años más tarde, en 22 de marzo de 1446 acordó la Ciudad la compra de unas tenerías situadas en el barrio de Roteros. Un mes después, el Síndico anunciaba su adquisición al Consell de la Ciutat y un año más tarde, es decir, el 18 de abril de 1447, comenzaban las obras del edificio.

La finalización de las obras hay que fijarla en 1448. No hay pruebas fehacientes de la existencia de un autor o autores reconocidos, habiéndose de presumir la intervención del obrer de vila o mestre de obres que en ese momento -1447- tuviera a su cargo los proyectos, reparaciones y otros menesteres inherentes a su oficio, a las órdenes del Consell de la Ciutat.

Debido a su proximidad al rio, este nuevo edificio sufrió cada una de las riadas que ha padecido la Ciudad llegando a estar hasta hace pocos años al borde del derrumbe. No fue hasta 1980 cuando por decisión municipal se restauró y pudo volver a cobijas las Rocas en 1983. Una vez finalizada se procedió a restaurar un edificio anexo para dar una mayor amplitud a esta Casa de las Rocas y albergar en ella las diferentes salas que constituyen el actual Museo del Corpus inaugurado en el año 2006.

Escribir comentario

Comentarios: 0